Si te apetece empezar a pintar y no sabes que técnica escoger, las acuarelas son la mejor opción para comenzar. Lo importante en este método es diluir la pintura en más o menos agua según la intensidad que desees para cada tono. Por ejemplo, si deseas dibujar un sol, usarás una baja proporción de agua para el propio cuerpo y una cantidad superior para dibujar los rayos. Para lograr los efectos deseados sin que tu papel se rompa es importante usar un buen papel de algodón para acuarelas, nuestra recomendación es que compres un bloc de dibujo.

Para tus primeras pruebas puedes pintar en hojas en blanco inspirándote en pequeñas cosas. Tu primer paso puede ser una pelota lisa, seguir con una manzanauna botella de cristal y lanzarte a dibujar un cactus para perfeccionar la técnica antes de crear piezas más elaboradas. En esta fase la mejor alternativa es comprar un bloc barato para acuarelas, lo que te permitirá hacer múltiples pruebas sin preocuparte de ir a la papelería ni gastar mucho dinero.

Cuando hayas conseguido aumentar tu práctica puedes escoger imágenes inspiradoras que encuentres en una revista, observar un paisaje, arquitectura creativa de tu pueblo o ciudad e incluso dejar volar tu imaginación con alguna creación abstracta. Este es el momento perfecto para comprar un bloc para acuarelas de alta calidad que te permitirá conseguir un efecto más profesional y enmarcar tus obras para usarlas a modo decorativo.